lunes, 4 de diciembre de 2006

"Del faro a la virgen del mar..."


Aunque la excursión la hicimos el Jueves, ya empezamos a prepararnos el Miércoles por la tarde. Preparamos las mochilas, las bebidas y algunas de las chucherías que nos comeríamos al día siguiente. Por la noche pronto nos fuimos a la cama pensando en lo bién que lo íbamos a pasar al día siguiente, por lo que nos costó mucho dormirnos.

Aunque parecía que el tiempo no corría, por fin la noche pasó. El día llegó, amaneció soleado, nos levantamos a preparar los bocadillos para la excursión. Desayunamos fuerte y nos pusimos ropa cómoda. Ya, con la tripa llena nos fuimos hacia colegio ¡Allá vamos “Virgen del mar”!.

Llegamos al colegio a las 9:00 como de costumbre. Al llegar a clase nuestro profesor Víctor nos dio unas pequeñas instrucciones que teníamos que seguir a "rajatabla" en la excusión:

1º- No acercarnos a los acantilados
2º- No tirar basura durante la excusión, debiendo guardar todos los paquetes y latas en bolsas vacías y luego meterlas en la mochila.
3º- Obedecer a los profesores.

Después nos metimos en el Google para hacernos una idea de cómo iba a ser la marcha, allí vimos fotos en Internet del puente del diablo. Cuando sólo habíamos mirado tres o cuatro fotos vino Leo y nos avisó de que teníamos que irnos.

Bajamos a la calle y esperamos un buen rato al autobús que llegó media hora tarde. Por fin cuando el autobús llegó cada uno de nosotros nos pusimos en un sitio y muy tranquilos fuimos hasta el faro. ¡Ah! Cuando pasamos por el Sardinero (el campo del Racing) todos aplaudimos y dijimos ¡Aúpa Racing!.



Cuando llegamos al faro vimos que había una tienda de souvenirs, y allí mismo nos hicimos todos juntos una foto con el faro de fondo. Después, comenzamos la marcha en dirección al puente del diablo.


Comenzamos a caminar, en el campo había muchísimas boñigas de vaca y de caballo. Bajamos una pendiente bastante pronunciada y nos encontramos con una tumba que hacía homenaje a unos surfistas que habían muerto en esa zona. Así, caminando a paso ligero, llegamos al puente del diablo; no es tan grande como parece en las fotos pero es bastante bonito. Debajo de él había un gran agujero y detrás se veía el mar azul. No nos dejaron pasar por encima, y Leo nos dijo: “No pasamos por encima porque esa roca algún día se va a caer y no querríamos que sea el día que pasemos nosotros por encima”. Así que pasamos por una senda que había en frente del puente, y allí nos hicimos unas fotos de tres en tres.

Después de pasar por el puente del diablo nos dirigimos al monumento del inglés, cuyo acceso estaba bastante complicado pues tuvimos que sortear unas rocas que nos dificultaban el paso. Además tuvimos que pasar vallas, ver más babosas y pisar más cacas de vacas y de caballos.


Por fin llegamos al monumento del inglés, parecía una tumba y estaba cerrado. Allí paramos para hacer un pequeño descanso. Cuando ya vimos que habíamos recuperado fuerzas nos levantamos y nos dirigimos a “La Maruca”.

Volvimos a sortear unos cuantos obstáculos y entre risas y charlas enseguida llegamos a la Maruca. Cuando llegamos allí todos corrimos hacia un parque que hay allí y todos se subieron a un columpio que era un barco pero algunos niños y niñas de 5º y 6º se sentaron en un plástico que trajo Saray para comer “chuches” y algunos un bocadillo. Y cuando acabamos, seguimos la ruta hacia la Virgen del Mar.

Cuando llegamos allí todos pillaron sitio para comer, las niñas las más listas abajo del todo. Comimos cada uno nuestro bocadillo y cuando acabamos bajamos a la playa a jugar. Algunos jugaron al fútbol, otros jugaron a tirarse barro y “alguno” se arremangó los pantalones y metió los pies en el agua. Luego jugamos al escondite hasta que llegó el autobús que nos llevó de vuelta a casa.


Todos lo pasamos muy bien, y esperamos ansiosos la próxima salida.

GRAFITTI

Otra manera de ver las fotos

En Educación Física